masaje erotico

Explora tu sexualidad a través de un masaje tántrico

Relaciones y Sexualidad

Es probable que hayas escuchado hablar de esta modalidad, denominada “masaje tántrico”, para ello es importante primero saber qué es el tantra.

El tantra proviene de la filosofía oriental y hace referencia al desarrollo del espíritu de cada individuo. Por tanto, los masajes tántricos tienen como especial objetivo, liberar el espíritu y su propia expansión. Además de este tipo de masajes, también existen otras disciplinas o modalidades como el yoga y el sexo tántrico.

En España puedes contar con un masaje tántrico en Madrid. Su característica principal es que tanto quien lo recibe como quien lo ofrece están desnudos, para lograr una mejor percepción sensorial y mayor placer. Hay que tener claro que el mayor objetivo de estas sesiones no es obtener o buscar un orgasmo, sino que los propósitos de los masajes son más amplios, en cuanto a aprender a conocer mejor tu cuerpo, zonas erógenas, y el bienestar físico y espiritual de manera integral.

Aunque es más común el contacto corporal, siendo esta la técnica básica, también se pueden experimentar variaciones con la utilización de delicados materiales como telas de seda, algodones o plumas, para maximizar las percepciones y aprovechar más el masaje.

Este tipo de masajes son ideales para las parejas, sobretodo para aquellas que quieren salir un poco de la rutina y encender el deseo del uno por el otro, que puede encontrarse mermado.

En caso de que sea un hombre el que reciba el masaje, se debe estimular su Lingam, que no es más que su miembro masculino; mientras que si es una mujer la receptora del servicio, se estimulará su Yoni (de esta forma se denomina al órgano femenino).

El origen de los masajes tántricos en Madrid se remonta a las tradiciones hindúes relacionadas con el Kama-sutra, los cuales tienen aproximadamente 1.800 años de antigüedad.

Una práctica que se ha puesto muy de moda

Las filosofías orientales han venido penetrando las diferentes culturas, adaptando parte de su doctrina y pensamiento, basado en la unión de las dimensiones físicas y espirituales, por lo que no resulta extraño que estas prácticas se estén viendo con más naturalidad en países europeos y de occidente.

Además, cabe resaltar que estos masajes tántricos pueden resultar muy beneficiosos para tratar algunas condiciones de disfunciones sexuales, transformando el ánimo y las motivaciones de los individuos.

Los tipos de masajes

Si te decides a vivir esta gratificante y fenomenal experiencia, en tajmasajes.com puedes enterarte de los tipos de masajes tántricos que puedes solicitar. Coordinar una sesión es muy fácil y además cuentas con la total discreción del caso.

El primero es el Tantra Express. Si no tienes mucho tiempo pero necesitas un rato de desconexión y poder recobrar las energías perdidas, este masaje de tántrica profunda trabajará tus puntos más sensibles con técnicas tailandesas, utilizando aceites especiales y con el propio cuerpo de la masajista.

El Antra Karma, refiere un masaje light donde la masajista utilizará partes de su cuerpo y se usan técnicas Lingam. Mientras tanto, el Antra Shiva se trata de un masaje intenso con el que encontrarás una relajación total. Éste incluye masaje mutuo, prostático y técnicas Lingam.

El masaje Antra Kundalini es a 4 manos, por lo que refiere doble placer. Es un masaje extravagante con el que de seguro alcanzarás más de un orgasmo. El Tantra Eros consiste en un masaje para dos personas, está ideado para las parejas, con el que podrán aprender técnicas especiales que luego pueden aplicar en la intimidad.

El tantra Bindu utiliza varias posiciones, ejercicios y masajes. Es una técnica especial para alcanzar placeres eróticos más profundos. Y por último se ofrece el Tantra Daikini, diseñado especialmente para mujeres. Son muchas las que hoy en día están abiertas a vivir la experiencia, y se atreven a disfrutar de un masaje erótico al buscar su satisfacción propia y conocerse un poco más a sí mismas, a nivel sexual.

Se debe entender que estos masajes, aún cuando apuntan a una estimulación sexual, deben ser vistos desde la óptica de la filosófica de Oriente, ya que éstos se basan en el conocimiento del propio cuerpo y buscan potenciar los niveles de energía en el organismo.

Tagged