Consecuencias negativas de las nuevas tecnologías

Consecuencias negativas para la salud de las nuevas tecnologías

Salud

Hoy en día todo el mundo utiliza las nuevas tecnologías porque tienen muchos beneficios. Sin embargo, muy poca gente repara en las consecuencias negativas que tienen. En este artículo se detallan los principales beneficios y muchas de las consecuencias negativas que provocan tanto en la salud como a nivel social.

Está claro que las nuevas tecnologías pueden ser muy beneficiosas pero… ¿realmente reparamos lo perjudiciales que pueden ser para nosotros si no las utilizamos bien?

Antes de comenzar sería interesante destacar qué beneficios nos aportan las nuevas tecnologías.

  • Podemos estar informados a cada instante sobre lo que ocurre. Hoy en día mediante los teléfonos móviles podemos acceder a lo que está ocurriendo en el mundo estemos donde estemos o sea la hora que sea.
  • Podemos acceder a diversa información académica. Antes, cuando no existían las nuevas tecnologías, teníamos que buscar en libros, enciclopedias, etc. toda la información que necesitábamos para estudiar. Sin embargo, hoy en día, podemos disponer de gran información sin tener que emplear tiempo en buscar en libros o en ir a bibliotecas. Por lo tanto, las nuevas tecnologías nos ayudan a desarrollar nuestra actividad académica y profesional ahorrandonos mucho tiempo.
  • Entretenimiento, diversión y abstracción. Mediante los ordenadores, móviles, etc. podemos disponer de juegos, música, películas o actividades distractoras. Por lo tanto, podemos entretenernos en cualquier momento con lo que deseemos.
  • Facilitación de la comunicación. Utilizando Internet y el teléfono móvil podemos estar en contacto con gente de todo el mundo cuando deseemos sin necesidad de tener que gastar dinero. Solo pagaremos por la tarifa de datos que nos ofrezca nuestro operador de telefonía móvil.

A pesar de que tiene todas estos beneficios (incluso otros que no se mencionan) también tiene muchos aspectos perjudiciales para la persona en todos sus ámbitos: social, familiar, salud, económico, etc.  A continuación, se detallan los principales riesgos:

  • Aislamiento. Mediante el uso de estas tecnologías podemos olvidarnos del mundo exterior y centrándonos solo en el mundo virtual. Esto puede hacer que se deterioren nuestras relaciones sociales.
  • Problemas legales. Muchas personas adoptan identidades que no son las suyas con el objetivo de causar buena impresión a los demás. Asimismo, hay personas que se dedican al robo de contraseñas y al acoso.
  • Consecuencias psicológicas como ansiedad y/o depresión. Muchas investigaciones psicológicas manifiestan que el uso desmedido de estas tecnologías pueden provocar en las personas diversas consecuencias psicológicas.
  • Coste elevado. Hay servicios como juegos de pago, apuestas, determinados tipos de chats, etc. que tienen coste elevado y por lo tanto hincharán nuestra factura a final de mes.
  • Problemas físicos y médicos. Hay investigaciones que mencionan que estos dispositivos pueden provocar dolores de cabeza, rigidez en el cuello, problemas oculares, cansancio, alteración del sueño etc.
  • Pérdida de la noción del tiempo. Muchas personas se ponen a jugar o a hablar por el chat y esto provoca que pierdan la noción del tiempo y de lo que estaban haciendo antes de comenzar.

Como se puede ver, estas tecnologías tienen beneficios y nos pueden ayudar a que nuestra vida sea más fácil. Sin embargo, no debemos dejar de lado las consecuencias que tienen y tenemos que tenerlas presentes cada vez que hacemos uso de ellas. Además, sería interesante concienciar a la gente sobre estas consecuencias negativas ya que son muchas las personas que no las saben. De esta manera podríamos estar evitando problemas como el uso abusivo del teléfono móvil o de Internet.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *