¿estoy de parto?

¿Estoy de parto? Señales que podrían suponer que tu bebé está al llegar

Salud

Predecir con exactitud el momento del parto no es posible, pero sí se pueden notar algunas señales del parto aunque el bebé aún tarde unos días o semanas en llegar al mundo. El cuerpo comienza a prepararse para romper aguas aproximadamente un mes antes, y según se va acercando puede sentir algunos síntomas.

el embarazo antes y durante

Síntomas del parto que deberías conocer

Por ejemplo el bebé desciende, lo cual se conoce como encajamiento ya que el bebé se acopla en la pelvis preparándose para el alumbramiento. De modo que se puede notar más peso en la pelvis pero también que se respira mejor ya que disminuye la presión en la caja torácica.

Se puede notar un aumento en las contracciones Braxton Hicks, también conocidas como contracciones de entrenamiento, lo cual podría ser un indicio de preparto. En esta fase el cuello del útero empieza a madurar, preparándose para el verdadero parto. Hay mujeres que tienen cólicos parecidos a los dolores de la menstruación.

A veces, cuando se acerca el parto las contracciones Braxton Hicks pueden llegar a ser un tanto dolorosas, y tienen lugar con una frecuencia de 10 a 20 minutos, por lo que se podría llegar a pensar que el parto ha llegado ya.

No obstante, si las contracciones no aumentaran progresivamente ni en duración ni en intensidad, ni se acercan más las unas a las otras, haciendo que el cuello del útero dilate de forma progresiva, probablemente se esté experimentando un falso parto.

El cuello del útero empieza a cambiar. Días y semanas antes del parto los cambios en el tejido conectivo del cuello del útero hacen que este se ablande, y más adelante se afinará y dilatará también.

¿Hay diferencias si la mujer ha tenido algún parto antes?

En caso de que la mujer haya dado a luz con anterioridad, probablemente su cuello del útero se dilatará un centímetro o dos antes del comienzo del parto. Pero hay que tener presente que incluso si se está en la semana 40 del embarazo y se tiene un centímetro de dilatación, no se garantiza que el parto vaya a llegar inminentemente.

El examen médico resulta fundamental

Otra cosa a tener en cuenta es que si la fecha del parto está cerca o ha llegado ya, el médico deberá hacer un examen vaginal durante las visitas prenatales para ver si ha habido algún cambio en el cuello del útero.

Si el cuello del útero empieza a afinarse de forma considerable, o a dilatarse conforme se acerca el momento del parto, se puede expulsar el tapón mucoso, una pequeña cantidad de flujo mucoso y espeso que ha hecho que el cuello del útero esté sellado a lo largo de los últimos nueve meses.

También es posible perder todo el tapón de una sola vez, o que este tenga la forma de un flujo vaginal intenso durante varios días. Dicho flujo puede estar teñido de sangre, presentando un color rojo, rosa o marrón. Finalmente hay que tener en cuenta que las relaciones sexuales o un tacto vaginal pueden afectar también al tapón mucoso, provocando un flujo sanguinolento incluso si el parto no va a tener lugar en los próximos días.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *