El turismo deportivo de la Eurocopa

Deportes

Competiciones como la Euro 2021 incentivan que haya aficionados al fútbol que se muevan siguiendo a su país en el campeonato y visitando diversas ciudades, en este caso repartidas por todo el continente.

Con la llegada del verano se incentiva el turismo y los viajes entre países, por ejemplo de la Unión Europea. El sol, la playa o la montaña son grandes atractivos, pero también lo son eventos deportivos de gran importancia como la Euro 2021.

La Eurocopa en esta ocasión cuenta con 11 sedes repartidas por el continente, lo que hace que aquellos aficionados que quieran seguir los avances de sus selecciones favoritas, tendrán que coger el avión y visitar más ciudades y países que de costumbre. De hecho, lo normal es que se dispute en un solo estado y en unas pocas sedes, pero todas muy cercanas entre sí.

Una Eurocopa muy especial

A partir de aquí, esta Euro es incluso más especial que las anteriores, ya que han pasado cinco años desde la última, Francia 2016, y por lo tanto, había muchas ganas de seguir un campeonato que además ha acogido a 24 equipos, por los 16 que se solían permitir anteriormente.

De esta manera, las posibilidades son más amplias y hay más partidos en cada una de estas sedes. También pasa que los equipos que son favoritos al título según las casa de apuestas, conjuntos como Francia, Portugal o Inglaterra, tienen una fase de grupos sencilla y en la cual empezar a demostrar su valía sin tener en su mayoría demasiadas complicaciones para estar en los octavos de final. Un hecho que a su vez facilita que no haya grandes sorpresas y las máximas candidatas al título avancen hasta las eliminatorias.

Alternativas de viaje

Lo bueno para el turismo deportivo con la Eurocopa es que en esta ocasión los límites van más allá de una frontera y se puede hacer una ruta completísima por Europa sin perderse nada de la competición, o simplemente dedicarse a algunas de las sedes con mayor encanto.

Por ejemplo, entre los campos seleccionados está el de La Cartuja en Sevilla, una buena oportunidad para disfrutar de una ciudad con monumentos y barrios históricos en España. También ofrece la posibilidad de planear un viaje mixto, que primero tenga como objetivo el ámbito deportivo y después un paseo por las costas andaluzas y sus enormes parajes naturales.

Como otras ciudades atractivas históricas nos encontramos con Roma, Ámsterdam, Budapest o Copenhague, mientras que por supuesto existen las alternativas como Bakú, Londres, Múnich o San Petersburgo de ciudades más modernas y con otro tipo de encantos.

Sin duda, una oferta que entra por los ojos y permite a todos los aficionados al fútbol poder conciliar unas buenas vacaciones con otro tipo de viajes y ocios, ya que en una Eurocopa siempre hay tiempo para todo.

En definitiva, el turismo deportivo en Europa se ha expandido mucho con la enorme oferta que tiene la Euro 2020 acerca de los países y ciudades implicadas como sedes de una competición de gran importancia futbolística y que mueve masas de gente en cada una de sus celebraciones.