elegir pulsometro

Marcando el ritmo para un mejor rendimiento con el pulsómetro

Deportes

Si ya decidiste comprar un pulsómetro y evaluaste todas las alternativas disponibles en el mercado vamos a enseñarte a sacar ventaja de este instrumento. En www.mi-deporte.com/comparativo/mejor-pulsometro-precio tienes la guía más completa para elegir el pulsómetro perfecto.

Los principales factores que debes conocer son tu frecuencia cardíaca máxima o FCM y tu frecuencia cardíaca en reposo o FCR. Estos son parámetros únicos en cada individuo que deberán ser determinados por un cardiólogo, empleando una prueba de esfuerzo, o a través de la observación personal y formulas estandarizadas aplicables a ambos sexos. Entrenar dentro de los límites de la FCM permite establecer un rango seguro del trabajo físico. La FCR debe encontrarse en el rango de 60 a 70 latidos por minuto.

Conociendo tus límites seguros durante el entrenamiento

El uso del pulsómetro permite controlar el esfuerzo que hacemos al ejercitarnos para alcanzar mayores logros, en función de nuestros objetivos principales: entrenamiento aeróbico, pérdida de grasa, incrementar resistencia física o velocidad. La consulta del ritmo cardíaco permite determinar si la intensidad del ejercicio supera tus límites o si necesitas esforzarte un poco más. Pero, ¿Conoces cuáles son esos límites?.

  • Para recuperarse de una actividad deportiva, o prepararse para iniciarla, se recomienda trabajar en el rango del 50% al 60% de la FCM. En esta intensidad nos preparamos para transitar hacia o desde una frecuencia cardíaca normal. Este rango de trabajo es recomendado para cumplir un entrenamiento muy básico o cuando se requiera rehabilitación de cardiopatías. En este último caso, los ejercicios deberán ser indicados por el cardiólogo tratante.
  • Para el mantenimiento físico y mejorar la salud se recomienda el entrenamiento en el rango del 60 % al 70 %. La cantidad de trabajo y el tiempo de entrenamiento para lograr resultados, si se requiere quemar grasa y activar el metabolismo de los hidratos de carbono, debe ser alto.
  • Si se quiere incrementar el desempeño físico se recomienda el trabajo en el rango del 70 % al 80 % de la FCM. En esta zona el entrenamiento aeróbico extendido es importante por lo que el metabolismo de los hidratos de carbono incrementa sustancialmente. En muchos casos intercalar el trabajo físico entre este rango y uno más intenso, o menor, es ideal para lograr mejores resultados.
  • Para un entrenamiento intenso, si se quiere incrementar marcas y eres un atleta de competencia, se recomienda trabajar en el rango de 80 % al 90 % del FCM. En este intervalo es normal pasar del umbral aeróbico al anaeróbico y la producción de ácido láctico es tan intensa que se metaboliza por acción del esfuerzo. La condición física personal debe ser óptima para aspirar mantener una frecuencia cardíaca a estos niveles por un tiempo prologado, logrando una recuperación normal del nivel de palpitaciones una vez finaliza la actividad.
  • Alcanzar el nivel máximo de actividad física requiere trabajar por encima del 90 % de la FCM. Es característico de atletas de alta competencia, como velocistas que requieren mantener por cortos periodos de tiempo un esfuerzo representativo. La actividad física trasciende el umbral de trabajo anaeróbico y se requiere una supervisión técnica y médica permanente para evitar lesiones.
Tagged

Deja un comentario