estrategia crm

La estrategia CRM es un gran aliado en las campañas de email marketing

Tecnología

Una buena estrategia CRM permite segmentar los contactos para conocer sus gustos, preferencias y metas, y así establecer la comunicación con mensajes asertivos que permitan captar, retener o fidelizar los clientes, logrando que las ventas e interacciones puedan aumentar.

El éxito de una empresa se mide por la capacidad de cumplir las expectativas de sus clientes. Teniendo en cuenta esta máxima, surge la estrategia de un CRM, que se presenta como una oportunidad para crecer en el mundo de los negocios de forma efectiva, en especial, mediante campañas de email marketing.

Centrar las técnicas de publicidad y ventas en el público objetivo, implica una estrategia compleja. Para poderla aplicar la misma, primero se debe definir qué es CRM y para qué sirve, y lo fundamental que es esta herramienta en el desarrollo de una campaña de email marketing.

Centrarse en el cliente

Esta estrategia consiste en gestionar la relación con los clientes y toma el nombre de CRM por sus siglas en inglés (Customer Relationship Management). Es tan sencillo como que sin clientes no hay negocio,por lo que la comunicación con ellos debe ser asertiva. Va mucho más allá de conocer y organizar los datos de los contactos, hay que saber sus intereses, metas y necesidades.

En la estrategia de email marketing, el uso de un CRM está dirigido a emitir mensajes hechos a la medida de los gustos y las necesidades de los clientes, y no solo basada en enviar correos que muchos no leerán o irán a la carpeta de spam.

El objetivo principal es lograr la fidelidad de forma permanente, al personalizar la interacción con los clientes, lo que se puede ver reflejado en un aumento de las ventas y de la rentabilidad del negocio. Un estudio reciente señala que la mitad de las empresas que aplican un sistema CRM, ven incrementada su productividad.

Mensajes asertivos

El uso de un CRM es útil cuando se tiene una gran cantidad de contactos para gestionar, ya que hace más fácil la ejecución de las campañas de promoción segmentadas para atraer potenciales clientes.

Otros beneficios, sin duda, tienen que ver con que hace más sencillo el proceso para determinar las preferencias de los clientes y de los posibles clientes, así como se puede poner a disposición de todos los integrantes de la empresa o proyecto; esto permite que no exista desinformación, errores o malentendidos. Al brindar un soporte personalizado, el usuario vive una experiencia favorable y es muy probable que vuelva a contactar con la empresa.

Con el control interno se pueden prever dificultades con los clientes, para que no se puedan dar, así como se puede estudiar el perfil del comprador al analizar su comportamiento en las compras, lo que facilita su segmentación para que la comunicación vía email entre los contactos sea óptima.

Los consumidores tienen cada día más acceso a la información y más libertad a la hora de seleccionar proveedores, esto hace que las empresas tengan que aportar un valor adicional para lograr fidelizar a sus clientes, y para eso existe el CRM.

Aplicado en cada área

Al contar con la ayuda de este tipo de servicios tecnológicos, se pueden dividir los contactos en segmentos por edad, preferencias, interacciones o en los sectores que se requieran para priorizar la atención de los clientes, según el valor que la empresa les quiera otorgar.

En las campañas publicitarias en redes y por correo electrónico, esta segmentación es fundamental para ayudar con la fidelización de la marca y el aumento de las ventas.  En el área de publicidad, la segmentación se puede conseguir con un CRM, puede ayudar a mejorar el posicionamiento de la marca, en vista de que permite tener una visión global que facilita la elaboración de estrategias de email marketing personalizadas, optimizadas y fáciles de medir

Todos los mensajes pueden ir enfocados a quienes van a aceptar mejor los mensajes o promociones sobre los productos o servicios. Lo mismo funciona con el servicio al cliente, ya que se puede conocer toda su interacción con la empresa.

Para aplicar una estrategia con CRM es necesario disponer de un programa eficiente, con el cual se pueda gestionar, crear y mantener actualizada la base de datos de clientes en tiempo real.

Además, esto sirve para ayudar a controlar el flujo de ventas, las comunicaciones, los inventarios, los gastos, las métricas, etc., lo que facilita el trabajo de generar cada informe de forma automática. Sin duda, es una buena inversión a corto, medio y largo plazo.