recetas de pollo

Ideas para cocinar con pollo

Alimentación

El pollo es muy utilizado en la gastronomía de muchos países por su versatilidad, bajo precio y valores nutritivos. Es considerado bajo en grasa, por lo tanto se utiliza en regímenes alimenticios especiales. Su carne es muy apreciada por su sabor y textura; es una carne blanda, libre de pellejos o partes duras. Tiene alto contenido de proteína, por lo tanto es muy alimenticia. Su caldo es muy utilizado para múltiples preparaciones y para reconfortar a la hora de un problema de salud. La cría del pollo está muy generalizada, debido a la facilidad de alimentación y la adaptabilidad del animal a casi cualquier ambiente, de ahí su precio.

Hay muchísimas recetas de pollo como ingrediente principal, las cuales encontraremos en un blog de cocina o en los libros de recetas más populares. A continuación, se nombran algunas.

Pollo al horno con patatas

Es una receta muy popular y sencilla, su sabor es muy gustoso. Se trata de tomar el pollo entero, libre de vísceras y limpiarlo por dentro y por fuera con un limón, adobarlo con sal, pimienta y especias. Se le añaden el vino tinto y las patatas enteras peladas y se hornea, primero destapado a fuego fuerte. Luego cuando esté dorado se baja el fuego y se tapa con papel aluminio. De un pollo entero se obtienen dos raciones que se pueden acompañar además de con las patatas, con arroz blanco o ensalada.

Pollo frito en presas

Esta preparación se ha hecho muy popular debido a los restaurantes de comida rápida que lo ofrecen masivamente. A los niños y jóvenes les encanta por su sabor. Se trata de cortar el pollo en presas y adobarlo con sal, luego se pasa por huevo batido, pan rallado y se aprieta muy bien. Se fríe en abundante aceite a fuego mediano, permitiendo que se cocine por dentro y que quede jugoso y crujiente. Hay una versión llamada tiras de pollo o chicken fingers, en donde se usa solo la pechuga y se corta en trozos del tamaño de un dedo, de allí su nombre en inglés. Se suelen servir con alguna salsa como la barbacoa, por ejemplo.

Pollo agridulce

Se hace un sofrito con cebollas, zanahorias, ajos y otros aliños que se quieran incorporar, se le añade azúcar para que se haga un caramelo suave, se agregan las presas de pollo que deben freírse también. Cuando el pollo esté oscuro se le añade caldo de manera que se haga una salsa y se baja el fuego para que la cocción termine lentamente.

Salsa de pollo para pasta

El pollo se sancocha en agua con sal, una vez cocido, se separa la carne del hueso y se corta en cuadrados muy pequeños. Se puede utilizar todo el pollo o solo la pechuga, depende del gusto. Aparte, se hace un sofrito con cebolla, ajo, zanahoria y mucho tomate. Cuando todo esté salteado se le agrega el pollo, se espera unos dos minutos y se le añade pasta de tomate y algo del agua en la que se sancochó el pollo, esto se deja reducir con el fuego bajo. Se sirve acompañando espaguetis o cualquier tipo de pasta.

Pollo al curry

El curry tiene un sabor fuerte, delicioso y es muy apreciado, ya que provoca una explosión de sabores en el paladar. Es una mezcla de especias maravillosa que se utiliza en variedad de recetas y preparaciones, especialmente en la gastronomía asiática. Para preparar pollo al curry, se le añade este condimento y además sal, cebolla, aceite, ajo y otros a gusto del cocinero. Se cocina horneándolo entero o en presas.

Pollo en salsa de queso

Para esta preparación se utilizan solo las pechugas del pollo, las cuales se cortan en dados. Primero se sofríen los dados de pollo, de manera que se doren por fuera pero que estén todavía crudos por dentro. Se retiran del sartén y se ponen aparte. Se sofríe cebolla y ajo, cuando están algo cocidas se le añade nata y queso curado en abundancia para que el sabor esté muy presente. El paso siguiente es añadir el pollo uniendo todo, se baja el fuego y se deja cocinar a fuego lento hasta que esté completamente cocido por dentro.

Pollo a la naranja

El pollo a la naranja es una receta divertida y fresca que permite disfrutar del pollo de una manera única. Se prepara una salsa con zumo de naranja, sal, pimienta, especias y maicena. Aparte, se cocina el pollo sancochándolo y posteriormente, se corta en dados. Se sofríen cebollas, ajos y otras especias, se le añade el pollo hasta que se integre con los aliños y posteriormente se le agrega la salsa hecha del jugo de naranja. Este se deja hervir y se baja el fuego para que espese y se integre todo.

Alitas de pollo estilo Buffalo

Son las llamadas Buffalo wings. Es una preparación típica estadounidense, son deliciosas por su mezcla de sabores dulce y picante. Básicamente, se fríen las alas de pollo en aceite, de manera que queden bien doradas. Aparte se prepara una salsa con algún ingrediente picante, puede ser chile, salsa de tabasco o cualquiera que se prefiera; hay que definir cuán fuerte las queremos para no pasarnos con el picante, a la salsa se le agrega azúcar, vinagre y maicena, todo esto se sofríe en mantequilla. Por último, se colocan las alas en algún recipiente y se bañan con la salsa.

Sopa de pollo y apio

Es una sopa muy sencilla y de sabor suave aunque delicioso, es ideal para servir a los niños debido a su alto valor nutritivo y a que es de fácil digestión. Se corta el pollo en presas medianas, se limpia muy bien y se pone a cocinar en suficiente agua con sal, cebolla y ajo a fuego alto. Mientras tanto se pelan y se cortan los apios del tamaño de un bocado, se reservan hasta que el pollo esté medianamente cocido, en ese momento se añade la verdura y se cocina hasta que se ablanden. Se retiran los huesos de la carne y se devuelven en forma de dados. Se puede licuar para hacer una crema o servir tal cual. Ya en el plato, le queda bien una espolvoreada de queso parmesano.

Ensalada de pollo con piña

Es una manera de comer el pollo frío, el cual se sancocha previamente y se deja enfriar, se le agrega la piña cortada en dados, lechuga y manzana verde, cortada en cuadros también. Todo se mezcla en una ensaladera y se adereza con salsa mayonesa, sal y vinagre.

Tagged