sifon de espumas

¿Qué es un sifón de espumas y para que sirve?

Alimentación

También conocido como sifón de cocina, este utensilio de cocina tiene su origen en la cocina del restaurante El Bulli de Ferrá Adriá en los años 90. Supuso toda una revolución ya que además de simplificar algo tan sencillo como montar nata conseguía que cualquier líquido que introdujeramos en su interior se convertiría en espuma, dependiendo de la receta y añadiendo clara de huevo, nata o espesantes se obtenía una espuma consistente sin modificar el sabor original de los alimentos ni aumentando sus calorías.

Lo que hizo Adriá fue modificar un montador de nata convencional y le incorporó directamente un gas, el dióxido de nitrógeno (NO2) de tal manera que se mezcla con el líquido que hay en su interior y al salir y juntarse con el aire se forma la espuma. Si introducimos nata líquida nos dará como resultado nata montada, de ahí que también se le conozca como sifón para montar natas.

Partes de un Sifón de espumas

El sifón de cocina se compone fundamentalmente de dos partes, el cuerpo y el cabezal.

El cuerpo es un vaso de acero inoxidable por lo que se puede usar para espumas frías o calientes. En el mercado puedes encontrar vasos de diferentes capacidades pero lo más importante es que no lo llenes por encima de la marca que indica hasta donde debemos rellenarlo, ya que hay que tener en cuenta que el volumen del contenido se incrementará en el momento que inyectemos el gas.

El cabezal, es la tapa del sifón de espumas que esta compuesto por el soporte de carga que es la capsula donde se insertan las cargas y las boquillas decoradoras que normalmente suelen ser tres unidades con diferentes formas.

sifon espumas gourmetQué puedes hacer con un sifón de espumas

El sifón de cocina es sencillo, fácil de usar, permite crear texturas y jugar con los sabores de una forma que hasta ahora sólo estaban al alcance de los grandes chefs. Las posibilidades son inmensas, prácticamente ilimitadas. Con el sifón de cocina puedes elaborar espumas de casi todas las familias de productos, con densidad espesa o líquida, dulce o salada y también espumas frías o calientes.

Gracias a su estabilidad, la espuma espesa como crema batida puede prepararse mucho más adelante y almacenarse en el refrigerador hasta el momento de servirla. En espumas ligeras, en cambio, el líquido se separa más fácilmente de la fase gaseosa. En ese caso, es mejor preparar la espuma justo antes de servir.

Algunas precauciones …

  • Al manipular un sifón, recuerda que estás tratando con un gas presurizado. Ten cuidado: no lo martillees, no lo hagas caer, mantenlo alejado de fuentes de calor …
  • Ciérralo bien y no lo abras hasta haber descargado por completo el gas,
  • No introduzcas nada sólido, incluso una pequeña semilla de fruta puede bloquear la válvula de extrusión y comprometer la funcionalidad del sifón de espumas.
  • Elije un sifón de alta calidad. Aparentemente, los mejores son aquellos en los que la tapa que sostiene el cartucho, sea de metal, porque tolera mejor la alta presión.
  • Por último, pero no menos importante, siempre lee las instrucciones proporcionadas por el proveedor / vendedor: explican cómo usar el sifón y como mantenerlo de manera adecuada.
Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *