remedios caseros para el cabello graso

7 Remedios caseros para acabar con la grasa del cabello

Belleza

A Continuación te enumeramos 7 remedios caseros que te serán muy útiles si tienes el pelo graso

Loción con limón:

Este puede ser el remedio casero más eficaz para reducir la Grasa En El Pelo, también funciona en la lucha contra la caspa y la picazón del cuero cabelludo. La composición ácida del jugo de limón ayuda a eliminar el exceso de grasa del cabello y hace que sea suave y sedoso.

Aplicación:
Toma un limón de tamaño grande y exprime todo el zumo en un recipiente de vidrio y mézclalo con un vaso de agua. Lava tu cabello con un champú suave, luego enjuaga el cabello limpio y húmedo con el agua de limón. Es recomendable que el jugo de limón se aplique directamente sobre el cuero cabelludo y el cabello. Manténgalo durante una hora y enjuáguelo con un champú suave. Repite esto cada vez que te laves el cabello.

Tratamiento con aloe vera:

Trocea dos o tres hojas de aloe vera, retira la pulpa y licua. Aplica esta pomada en todo el cuero cabelludo y déjala actuar al menos media hora. Repite 4 veces a la semana este tratamiento.

Enjuague con vinagre:

En un litro de agua diluye un vaso vinagre y aplica la cantidad necesaria con el último enjuague.

Yema de huevo:

Bate dos yemas de huevo con unas gotas de jugo de limón. Luego procede a aplicar esta receta encima del cabello mojado y déjala actuar durante unos 5 minutos.

Vinagre de Manzana:

Los beneficios de este vinagre van desde mejorar el tono de la piel y reducir el bronceado hasta la reducción el exceso de grasa del el cuero cabelludo y el cabello haciéndolo suave y sedoso. Este vinagre sirve para mejorar la calidad y la textura del cabello al eliminar los residuos químicos y cerrar las cutículas abiertas para que luzcan brillantes, suaves y saludables.

Aplicación:
Mezcle 1 taza de agua con 1 taza de vinagre manzana y aplique en el cuero cabelludo y el cabello a fondo con la mezcla después de enjabonar. Deje reposar por 10 minutos y enjuague con agua. Repita esto de 3 a 4 veces por semana para obtener mejores y eficaces resultados.

Té Verde:

El té verde es un poderoso de antioxidantes que no sólo ayuda a reducir la inflamación y los efectos dañinos de los radicales libres, sino que además ayuda en el tratamiento de las infecciones de la piel, lapsoriasis, el acné y por supuesto a cuidar el cabello graso desde su origen.

Los antioxidantes que componen al té verde ayudan a combatir la caspa, los sarpullidos y la irritación del cuero cabelludo mientras que los taninos del té verde funcionan como poderosos astringentes que reducen el exceso de grasa del cuero cabelludo y el cabello.

Aplicación:
Prepare una infusión con té verde, cuele el líquido y deje enfriar. Inicie lavando su cabello con un champú suave y enjuague con el té verde. Seque con toalla, no enjuague el té del cabello, se recomienda dejarlo permanentemente hasta el próximo lavado.

Leche de magnesia:

El hidróxido de magnesio, nombre científico con el que se conoce a la leche de magnesia, se utiliza como laxante o para neutralizar el ácido gástrico, entre otros usos.

Aplicación:
Mezclar una cucharada de leche de magnesia con champú, conseguirá reducir la grasa considerablemente.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *